Teresa Toscano – Reina en la madriguera de los Jackrabbits

Teresa Toscano y sus compañeras de equipo eran las anfitrionas en el Boulder Creek GC, donde disputaban el Jackrabbit Invitational. Clasificación General del Torneo

La española empezó con la única tarjeta de la primera jornada bajo par (71). Una segunda jornada más accidentada de 78 golpes que empezó con un triple-bogey, permitió a Quynn Duong robarle el liderato a Teresa por un solo golpe. Por lo tanto, la veterana española salió a la caza en la última jornada. Con birdies en los hoyos 2/6/10 y un eagle en su tercer hoyo, Teresa hizo prueba de su garra para luchar por el titulo individual. Tuvo un último desafío que afrontar al encontrare con tal solo un golpe de ventaja durante los últimos tres hoyos frente a su compañera de equipo que venía de hacer dos birdies. Pero gracias a un birdie en el último hoyo Teresa superaba a su rival y sentenciaba el torneo, convirtiéndose así ganadora por dos golpes de ventaja y una tarjeta de 69 golpes.

Con Teresa en el liderato, los Jackrabbits capitalizaron en su actuación y se impusieron en un field de 9 universidades como ganadores en la clasificación por equipos.

Teresa compartía con nosotros que “ha sido un torneo con mucho viento desde el principio (40-45km/h), pero el equipo supo comportarse hasta el final haciendo un buen resultado en los últimos 18 hoyos.”

Vía Jackrabbits

Está es la tercera victoria de Teresa en el Jackrabbit Invitational, que ya ganó durante sus años de Freshman y Junior en South Dakota. Tuvimos la suerte de cubrir esa primera victoria universitaria de Teresa en 2017. Además, la española fue nombrada Golfista Femenina de la semana en la Liga Summit por su anterior actuación en el Reynolds Lake Oconee Invitational.

Vía Jackrabbits

Sección Diseño

Rodeado por tres cadenas montañosas y junto a la presa Hoover, el campo de Boulder Creek fue creado por la pareja de Billy Casper y David Rainville en 1973. Con vistas de las lejanas montañas de Nevada, el agua juega un papel importante ya que entra en juego en 7 hoyos.

Las típicas parejas cómo esta (Billy Casper y David Rainville), formadas por un golfista professional con recorrido y un arquitecto de golf, se desarrollaron en la década de 1970′ y se afianzaron en la de 1980′. En la creación de campos de golf TPC (Tour Player Course), los constructores estaban obligados a usar un destacado jugador del Tour como consultor de diseño. Así pues, nacieron las famosas parejas que hoy conocemos.

Jack Nicklaus & Pete Dye/Desmond Muirhead/Bob Cupp

Arnold Palmer & Ed Seay

Gary Player & Sid Brews/Ron Kirby/Arthur Davis

Bruce Devlin & Robbert von Hagge

Ben Crenshaw & Bill Coore

Algunos de estos jugadores parecían genuinamente convencidos de que se les exigía poco más aparte de asegurarse que el diseño del campo se ajustara a las demandas de su estilo de juego. Otros se involucraron más en el diseño al estar fascinados por el proceso creativo. Independientemente de lo que dictara el ego o los agentes de representación, la triste realidad es que demasiados de estos jugadores permitieron que las empresas de relaciones públicas y los periodistas deportivos hicieran ver al público que ellos eran los diseñadores del campo.

El trabajo más destacado de la pareja Casper & Rainville fue sin duda la remodelación del recorrido de Torrey Pines.

El Abierto de San Diego se trasladó a Torrey Pines en 1968 y pasó a llamarse Andy Williams San Diego Open. Golf Digest lo clasificó entre los 100 campos más desafiantes de Estados Unidos, pero en realidad no lo fue. Solía hacer mucho viento y estaba muy húmedo cuando se jugaba el torneo, sus greens eran imposibles, empapados en el frente, duros como una roca en el fondo.

En 1973, el director del torneo decidió remodelar el terreno. Rechazó a Jack Nicklaus porque quería mover con una excavadora todo el lugar y empezar de nuevo. Así que el contrato fue a parar al héroe local Billy Casper, que tardó (junto a Rainville) cuatro años en reconstruir todos los tees, bunkers y greens en los 36 hoyos.

Comenzábamos justo después del torneo cada año“, contaba Rainville. “Creábamos greens temporales para que pudiera seguir jugando la gente. Luego rompíamos uno de cada nueve, lo reconstruíamos, lo volvíamos a poner en funcionamiento y luego repetíamos el proceso“.

La mayor parte de esta trabajo se ha visto barrida por la remodelación masiva en 2001 de Rees Jones, pero una contribución que permanece es el estanque frente al green 18. Los funcionarios del PGA Tour sugirieron que era necesario reforzar el hoyo, así que Rainville cavó el estanque y usó esa tierra para crear un nuevo y elevado green.

El golf nos define

Jorge – University Golf

Deja un comentario